¿Deja Vu? Prohibiciones electorales, arrestos, ataques y amenazas vuelven a ser parte de la carrera presidencial venezolana

 ¿Deja Vu? Prohibiciones electorales, arrestos, ataques y amenazas vuelven a ser parte de la carrera presidencial venezolana

¿Déjà vu? Se siente así.

Complots de asesinato, órdenes de arresto contra periodistas y defensores de derechos humanos, ataques contra adversarios –desde los de menosprecio hasta los judiciales– y otras acciones gubernamentales asociadas han marcado el comienzo de 2024 para el presidente venezolano Nicolás Maduro y sus aliados. Si a eso le sumamos la condena internacional y las sanciones económicas, la realidad de un año de elecciones presidenciales en el país sudamericano se vuelve clara.

Y, una vez más, la pregunta es: ¿Cuán democráticas serán las elecciones?

A los venezolanos se les prometió una elección presidencial en la segunda mitad de 2024 después de que Maduro y la facción de la oposición respaldada por el gobierno de Estados Unidos llegaran a un acuerdo en octubre. Los bandos opuestos también acordaron reconocer y respetar el derecho de un partido a elegir libremente un candidato; tomar medidas que reviertan las decisiones gubernamentales que impiden que los políticos se postulen para cargos públicos; e invitar a observadores electorales internacionales.

Durante los últimos tres meses, el gobierno ha demostrado que está dispuesto a poner a prueba los límites del acuerdo, desacreditando las primarias presidenciales de la oposición, arrestando a numerosos adversarios reales o percibidos y caracterizando repetidamente a los miembros de la oposición como criminales que escupen odio.

Pero la prueba más grande se produjo el viernes, cuando el máximo tribunal de Venezuela , alineado con el gobierno de Maduro, bloqueó la candidatura presidencial de María Corina Machado al confirmar una decisión administrativa que le prohíbe postularse para un cargo durante 15 años.

“No creo que tengamos ninguna evidencia de que Maduro planee permitir una elección competitiva hasta ahora”, dijo Geoff Ramsey, analista senior sobre Venezuela en el grupo de expertos Atlantic Council. “Lo que estamos viendo es que el gobierno deja claro que no planean ir a ninguna parte en el corto plazo”.

La prohibición no ha marginado a Machado hasta el momento. La exlegisladora dijo el lunes a sus seguidores y periodistas que Venezuela tendrá unas elecciones presidenciales en 2024 en las que “derrotará a Nicolás Maduro”. No se ha fijado una fecha para la votación.

Pero Jorge Rodríguez, jefe negociador de Maduro y líder de la Asamblea Nacional del país, rápidamente desestimó el desafío.

“¿Cómo puede un ser humano que es uno de los 30 millones de venezolanos decir… que ‘sin mí no habrá elecciones’”, dijo Rodríguez. “Ese asunto ha sido resuelto”.

Así es también como el gobierno vio disputas similares en el período previo a las últimas elecciones presidenciales, que resultaron en la reelección de Maduro.

En ese momento, Maduro y la oposición también habían acordado trabajar en las condiciones electorales. Pero las conversaciones terminaron en febrero de 2018 después de que el gobierno no estuviera dispuesto a comprometerse con condiciones libres y justas y sus oponentes se negaran a reconocer un congreso paralelo ideado por el partido gobernante después de que perdió la mayoría de la Asamblea Nacional durante las elecciones de 2015.

Poco después, el gobierno programó las elecciones para el 20 de mayo y los principales partidos optaron por boicotear la contienda, ya que líderes prominentes fueron excluidos de sus cargos o obligados a exiliarse después de que las autoridades abrieron procedimientos judiciales contra ellos tras un movimiento de protesta mortal que buscaba la destitución del presidente.

Esa elección es ampliamente considerada una farsa por la comunidad internacional. Enajenó aún más a Maduro y generó sanciones económicas contra su gobierno.

Menos de tres meses después de su reelección, Maduro vinculó a los líderes de la oposición con lo que el gobierno describió como un intento de asesinato contra el presidente en el que drones armados con explosivos detonaron cuando pronunciaba un discurso ante cientos de soldados transmitido en vivo por televisión.

Pasaron años hasta que Maduro y la facción de la oposición respaldada por Estados Unidos, conocida como Plataforma Unitaria, parecieron finalmente haber logrado un gran avance, llegando a un acuerdo en octubre para trabajar en la nivelación del campo de juego para las elecciones de 2024. El progreso fue tal que Estados Unidos concedió a Maduro parte del tan solicitado alivio de las sanciones, y el bloque negociador de la oposición celebró sus elecciones primarias días después.

Machado, el claro favorito durante meses, como era de esperar, ganó el concurso . Pero la participación de más de 2,4 millones de votantes sorprendió a los adversarios y aliados de la oposición, que esperaban que alrededor de un millón de personas votaran debido a desafíos organizativos y obstáculos gubernamentales.

La victoria de Machado, con más del 90% de los votos, se produjo a pesar de que el gobierno anunció en junio una prohibición de 15 años para su candidatura al cargo. Pudo participar en las primarias porque el esfuerzo fue organizado por una comisión independiente del organismo electoral de Venezuela, el Consejo Nacional Electoral.

En diciembre, Machado presentó una demanda ante el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela argumentando que la prohibición era nula y solicitando una orden judicial para proteger sus derechos políticos. El tribunal confirmó el viernes la prohibición, que alega fraude y violaciones fiscales y la acusa de buscar las sanciones económicas que Estados Unidos impuso a Venezuela la década pasada.

Ramsey dijo que la oposición debería encontrar alternativas a Machado, ya que el chavismo (el movimiento político iniciado por el mentor y predecesor de Maduro, el fallecido Hugo Chávez) nunca le permitirá postularse.

“Si el chavismo imaginara a su enemigo jurado, se imaginaría el rostro de María Corina”, dijo. “Ella representa todo lo que se opone el chavismo. Ella representa a la élite política y económica que gobernó el país durante años antes de Chávez”.

Al igual que el tribunal, el Consejo Nacional Electoral también está repleto de chavistas. El jefe del consejo electoral es ahora Elvis Amoroso, quien firmó la prohibición administrativa de Machado el año pasado cuando era contralor del país.

Entre los leales al partido gobernante también se encuentra el Fiscal General Tarek William Saab, quien después de las elecciones primarias abrió investigaciones criminales contra algunos de sus organizadores y luego emitió órdenes de arresto para tres miembros del personal de campaña de Machado. Además, un antiguo colaborador de Machado, Roberto Abdul, con quien cofundó un grupo prodemocracia hace más de dos décadas, fue detenido después de las primarias.

Un intercambio de prisioneros de alto perfil entre Estados Unidos y Venezuela condujo a la liberación de Abdul y permitió a los tres empleados abandonar la embajada extranjera donde buscaron refugio. Pero otros tres empleados fueron detenidos la semana pasada en relación con lo que Saab, Maduro y Rodríguez describieron como intentos fallidos de asesinato contra el presidente.

Estados Unidos respondió al fallo judicial del viernes revocando el alivio que otorgó en octubre a la compañía minera estatal venezolana, Compañía General de Minería de Venezuela, CA, conocida como Minerven. También le dio a Maduro hasta abril para cumplir con las condiciones del acuerdo electoral y evitar perder un alivio adicional.

Las medidas de la administración Biden provocaron la ira de Rodríguez y llevaron al gobierno a advertirle que dejará de aceptar vuelos de deportación el 13 de febrero, la fecha límite para que las empresas mineras estadounidenses cierren sus operaciones vinculadas a Minerven.

“’Tienes hasta abril’, dicen. ¡Ahórrate el error, yanquis de mierda! Dijo Rodríguez durante un discurso ante la Asamblea Nacional. Según el acuerdo con la oposición, añadió, la decisión del Tribunal Supremo de Justicia “debe ser respetada”.

 

coordenada Informativa

Related post