El acuerdo entre IPV y la Nación para terminar casas que se frenaron por falta de fondos

 El acuerdo entre IPV y la Nación para terminar casas que se frenaron por falta de fondos

Se trata de 154 viviendas que superan el 50% de su ejecución y estaban financiadas por fondos nacionales. Estos inmuebles están ubicados en diferentes departamentos de la Mendoza.

El Instituto Provincial de la Vivienda y el Gobierno de Javier Milei lograron un acuerdo para continuar la construcción de 154 casas. Estos hogares pertenecen a seis barrios que superan el 50% de su ejecución y estaban financiados por fondos nacionales. A partir de este trato, la Nación y el IPV se harán cargo en partes iguales para la finalización de estas obras.

El acuerdo surgió a principios de junio, cuando el gobernador Alfredo Cornejo se reunió con el jefe de Gabinete, Guillermo Francos. En esa instancia, resolvieron la continuidad de una serie de obras que estaban paralizadas en la Provincia.

En esas negociaciones participaron el ministro de Gobierno, Natalio Mema, y la subsecretaria de Infraestructura y Desarrollo Territorial, Marité Baduí.

“Esas casas están por encima del 50% de su ejecución, que se tramitaron por el IPV pero tenían financiamiento de la Nación. (Las viviendas) fueron paradas apenas asumió el nuevo gobierno y para poder terminarlas llegamos a este acuerdo”, explicó la funcionaria.

Desde el Ejecutivo reconocen que a pesar de que se tratan de obras que fueron negociadas por fuera de los organismos provinciales, la finalización de estas obras apunta a “empezar a solucionar el problema habitacional que hay en la Provincia”.

Las 154 viviendas corresponden a dos barrios de Lavalle y a otros de Santa Rosa, Tupungato, San Martín y Rivadavia.

La funcionaria reconoció que, en un principio, el acuerdo hizo ruido en los municipios, principalmente donde no gobierna el radicalismo en Mendoza.

“Había obras que quedaron afuera del trato”, explicó. Pero Baduí consideró que “nunca se trató de una cuestión de distinciones políticas”, sino que se buscaba llegar al “mejor arreglo”.

“El ruido se produjo en aquellos barrios que fueron tramitados por los propios municipios directos con Nación, es decir, que fueron por fuera del IPV. Acá no hay distinción política porque pertenecen a diferentes departamentos. Nuestra postura con Nación fue acordar por las obras entre la Provincia y el IPV”, expresó la subsecretaria.

Dentro del acuerdo alcanzado entre Cornejo y Francos se encuentran la mejora de la ruta nacional 7 en el sistema Cristo Redentor, el tramo Las Cuevas-Túnel Caracoles, los arreglos de la ruta 7, entre San Martín y la ruta nacional 40; los puentes de la ruta 40 en Tunuyán. Estas serán financiadas por Nación.

También hay otras obras que se vinculan con Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA). Como la ampliación del establecimiento potabilizador Ballofet, en San Rafael, y también en ese departamento la ampliación de la planta depuradora Cuadro Nacional.

“Después están los seis barrios que estaban por arriba de 50% de ejecución. No podemos hacernos cargos de los contratos que acordaron la Nación con los municipios”, finalizó Baduí.

 

coordenada Informativa

Related post